Monthly Archives: enero 2013

Maquillaje para ir a la oficina

maquillaje-natural-

Cuando vayas a trabajar nunca debes lucir un maquillaje demasiado exagerado y recargado, sino más bien un estilo muy natural.

Para empezar lava e hidrata bien tu cara con una crema de día.

Tras esto corrige todas las posibles imperfecciones del rostro (ojeras, granitos, manchas…) con una buena base de maquillaje, ya sea en polvo o maquillaje fluido.

Después puedes aplicar un poco de colorete para animar el rostro. Escoge un tono rosado o amelocotonado para conseguir un efecto fresco y ligero.

Para los ojos te irá bien una sombra marrón, color tierra o café, pero difumínala bien por todo el párpado móvil para que quede muy natural. Da el toque final con una buena máscara de pestañas que no deje grumos sobre ellas.

Por último,  para los labios será suficiente con un bálsamo labial o un poco de gloss sin color. No obstante, si quieres remarcarlos un poco más utiliza barras de labios de tonos marrones o rosados. Los colores demasiado fuertes no son apropiados para un día de trabajo.

¡Serás la más guapa de toda la oficina! 😉

Los ojos ahumados nunca fallan

ojos ahumados

Todas queremos estar espectaculares para estas fiestas, y los ojos ahumados nunca fallan. Con ellos conseguirás una mirada femenina y perfecta en tan solo unos minutos. Esta apariencia queda bien con todas las formas de ojos.

 

El material necesario es el siguiente:

-Un corrector del mismo tono que tu piel

-Un lápiz de ojos negro

-Una brocha para ojos plana

-Una brocha para ojos redondeada

-Unos bastoncillos para los oídos

-Una sombra mate (la más utilizada es la negra, pero puedes utilizar marrón chocolate, verde oscuro, azul oscuro…todo depende de tus gustos)

-Una buena máscara de pestañas

 

A continuación te dejamos los pasos que tienes que seguir:

  1. Aplica corrector en el párpado superior del mismo tono que tu piel para unificar el color y absorber los aceites naturales de la piel del párpado móvil (la zona más grasa del rostro). Además después la sombra se fijará mucho mejor.
  2. Con el lápiz de ojos negro, traza una línea lo más pegada posible a las pestañas, tanto inferiores como superiores.
  3. Utilizando bastoncillos para los oídos difumina la línea que hayas hecho con el lápiz, tanto en la parte de arriba como en la de abajo.
  4. Con la brocha plana aplica el color de la sombra en todo el párpado móvil. Es mejor hacerlo por capas, es decir, con un poco de producto maquilla el párpado y acto seguido aplica otra capa y así sucesivamente, hasta que des con el tono deseado.
  5. Con la brocha redondeada, difumina la sombra. Hazlo mediante pequeños movimientos circulares hacia arriba, hacia el párpado fijo. No llegues hasta la cejas.
  6. Aplica con el dedo o con un bastoncillo pequeños toques de sobra beige o blanca justo donde no has llegado con la brocha redondeada. Así darás luminosidad a esa zona. También puedes hacerlo en el lagrimal para tener dos puntos de luz.
  7. Procede a aplicar una buena máscara de pestañas en movimientos de zig-zag.

 

¡Vas a estar más guapa que nunca! :)