Monthly Archives: noviembre 2016

Rutina facial diaria completa en 3 pasos

rutina limpieza facial

Todos hemos deseado alguna vez tener una piel de revista, pero no vamos a levantarnos un día y de repente vernos en el espejo así de perfectas de la noche a la mañana. Hace falta un pequeño sacrificio, de tan sólo 4 minutos, para conseguirlo. Porque no siempre hay que sufrir para presumir, pero si que hay que ser constante.

  • Desmaquillar. En primer lugar hay que desmaquillarse, recomendable hacerlo nada más llegar a casa para que no nos entre la pereza y acabemos levantándonos al día siguiente como un mapache. Pero hay que hacerlo correctamente: utilizar un desmaquillante específico para ojos y aplicar la leche limpiadora adecuada en función de tu tipo de piel.
  •  Limpiar. Una vez tengamos la cara desmaquillada, es la hora de terminar de limpiarla. Para ello utilizaremos un tónico astringente y lo aplicaremos con algodón o una gasa. La función del tónico astringente es limpiar y cerrar los poros de la piel para evitar que entre suciedad y que nos salgan esas horribles espinillas que se acaban convirtiendo en el centro de atención de nuestra cara. Este tónico no sólo se emplea en pieles grasas, ya que todos los tipos de piel tienen poros, solo tienes que encontrar el indicado para la tuya.
  • Hidratar. Por último, debemos usar una crema hidratante, pero no una cualquiera, hay que encontrar la adecuada. Es muy importante que sea la crema perfecta para nuestro tipo de piel, ya que sino los pasos anteriores habrán servido de poco.
    • Si tienes la piel más bien grasa, debes usar una crema hidratante en textura gel que sea libre de grasa e intentar que lleve pocas siliconas para que no obstruya los poros. Aunque parezca contradictorio, las pieles grasas necesitan crema para frenar la deshidratación porque debajo de esos horribles granitos se esconde una piel frágil que debe ser cuidada.
    • Si tienes la piel más bien seca, cualquier crema hidratante nutritiva indicada para pieles normales o secas te irá bien. Es obvio que las pieles secas necesitan hidratación, pero no siempre estamos pendientes de ello. Así que, si no quieres acabar con la cara escamada como un lagarto, ya sabes lo que tu piel necesita.

Esta rutina, como cualquier otra, no es efectiva en tres días, requiere de constancia para ver los fabulosos resultados que reflejará tu piel. Sólo hay que convertirla en un hábito, piensa que 4 minutos al día pueden quitarle 4 años a tu piel el día de mañana.

Tagged , ,