GENTLEMAN GIVENCHY ONLY EDT. 50ML. VAPO

GENTLEMAN GIVENCHY ONLY EDT. 50ML. VAPO

37,43 € IVA incluído

3274870012143

Disponibilidad: Este producto ya no está en stock

GENTLEMEN ONLY ( Givenchy )

Más detalles


Indicarme cuando esté disponible

GENTLEMEN ONLY ( Givenchy ) Gentlemen Only de Givenchy es una fragancia de la familia olfativa Amaderada para Hombres. Esta fragancia es nueva. Gentlemen Only se lanzó en 2013. Las Notas de Salida son mandarina verde, pimienta rosa, nuez moscada y hojas de abedul; las Notas de Corazón son cedro, pachulí y vetiver; las Notas de Fondo son incienso y almizcle. Esta fragancia del año 2013 de la casa francesa Givenchy rescata la idea de un hombre elegante, bien vestido y de modales correcto ante las mujeres a modo de un caballero o galán, alejándose de las tendencias publicitarias más sensuales o agresivas de corte adolescente o deportivo, y dando por momentos la impresión de ser un homenaje o una versión moderna del perfume clásico Givenchy Gentleman de la década del setenta con quien mantiene un nombre similar. El envase se apega a un diseño de botella unificado para los perfumes masculinos de la marca, común con Givenchy Gentleman y Xeryus Rouge, diferenciándose en la zona del gollete que ahora forma parte del vidrio en lugar de ser una pieza de plástico negro, con el líquido en su interior presentando un color azul gris. Combinando las descripciones existentes en el sitio Givenchy Beauty y en los frascos de tester del perfume, las notas aromáticas de esta fragancia son: mandarina verde, pimienta rosada, nuez moscada, incienso, hojas de abedul, cedro, pachulí, vetiver y notas de piel. En partida la fragancia muestra una combinación de grupos aromáticos variados, con porciones alimonadas verdes que guardan cercanía con un acuático al enebro sobre una base polvosa que va entre maderas y un floral con rasgos de geranio e iris, con evoluciones lentas de cuero ligero e incluso de una lavanda tenue que inclinan parte de los componentes hacia un estilo clásico de los años noventa, desarrollando sobre lo 10 minutos una capa especiada ligera que se combina con la idea de lavanda y enebro dando un efecto de agua fresca atemporal. En fase media a los 30 minutos la fragancia mantiene una capa superior alimonada más cercana a vegetales y a hojas, con un desarrollo de la porción especiada con madera que se vuelve más seca y absorbe los rasgos de cuero para inclinarse hacia un ahumado todavía fresco que guarda cercanía con violetas secas, creando un efecto limpio neutro cercano a jabón que reduce la presencia de lavanda en favor de efectos de amplificación tipo hedione como en Chrome de Azzaro, llegando a 1 hora con un desarrollo más notorio de la veta seca que se abre a pimienta rosada con vetiver alimonado. Hacia las 2 horas la fragancia enfoca la mayoría de las notas en un centro de especiado seco que gira en torno a pimienta no negra y vetiver, sin presentar líneas verdes notorias y con un complemento de bayas de enebro con geranios que va entre frutal y acuático, aumentando el tono ahumado de maderas que se inclina a plástico y palosanto suave hacia las 3 horas, con el enebro siendo reemplazado por una cáscara de nuez moscada con impresiones vagas de confitado de pachulí. A las 4 horas la fragancia muestra un balance diferente de notas, con un aroma que se acerca más al aromático y se aleja del alimonado especiado, con una idea de madera ambarada levemente inciensada con puntos de anís que siguen recordando a palosanto y que se amplían a un benjuí con aires a abedul y pachulí por una idea de cuero húmedo sin llegar al musgo de bosque, dando un nuevo giro a las 6 horas con la unión de las líneas alimonadas del inicio con una parte ambarada del ahumado y que junto con el anís y el residuo de lavanda acuática se aproxima a un estilo masculino clásico más maduro cercano a Azzaro pour Homme pero con más vetiver y con tintes leves de fruta madura. Al llegar a 9 horas se sostiene una línea de madera ahumada con retornos ligeros de especiados poco profundos moviéndose en paralelo con un ámbar alimonado que amplía el tono de fruta madura hacia un coco o higo cremoso, con la línea de pachulí mostrando más presencia de verdes que a las 12 horas muestran características de pino con un picor ligero de anís y pimienta, proyectando a nivel ambiental un frío de enebro mezclado con lavanda. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene un apego a las líneas de ámbar con un aumento en la intensidad de la pimienta que ahora se siente más densa y con una proyección mayor que produce picor en nariz y garganta a corta distancia, reemplazando de paso el efecto de anís e integrándose con los secos de vetiver, mostrando en este punto una mayor proporción de verdes todavía discretos a cargo de un pachulí al fondo que se siente similar al de TL pour Lui de Ted Lapidus, balanceando tintes de confitado y de pino. La fragancia por estilo y desplante parece estar en un punto intermedio entre Givenchy pour Homme y Givenchy pour Homme Blue Label, alejándose de las líneas más verdes del clásico Givenchy Gentleman de 1974 pero guardando cierta referencia en el uso de tonos de especies y vetiver en un formato más fresco y ligero, teniendo cercanía con otros perfumes similares de aspecto limpio y correcto como L'Homme de YSL e Individuel con Starwalker de Montblanc, acercándose bastante a Bleu de Chanel en el concepto de un especiado fresco elaborado de manera correcta pero que por momentos se confunde con otras fragancias conocidas, teniendo una primera aproximación como perfume de diario atemporal con inclinaciones frescas informales en invierno y con un aspecto más serio y correcto en verano, funcionalmente pudiendo aguantar algo de actividad física pero por aspecto dando la idea de un aroma que busca ser correcto y elegante de una manera más reposada. En oficina la fragancia destaca por una veta limpia y grata a corta distancia, empática entre colegas y aportando una idea profesional fresca y no densa en reuniones simples, con un efecto memoria que se siente débil debido a la baja estela que proyecta el perfume y por la idea de vetas aromáticas conocidas y presentes en otros perfumes, a pesar de sentirse bien estructurado. En el caso nocturno el aroma tiende a preferir ambientes limpios, nuevamente mostrando un aspecto correcto y moviéndose en una gama que va del semiformal amplio y atemporal hasta un formal de primavera, requiriendo en ambos casos de aplicaciones extras y pudiendo dar una impresión rígida y poco joven en el segmento de fiestas informales. En lo romántico el perfume da un aura grato que encaja mejor en situaciones con pareja conocida, sin llegar a mostrar un desplante sensual o conquistador pero beneficiando una sensación de empatía en conversaciones desde cero. GENTLEMEN ONLY ( Givenchy ) Gentlemen Only de Givenchy es una fragancia de la familia olfativa Amaderada para Hombres. Esta fragancia es nueva. Gentlemen Only se lanzó en 2013. Las Notas de Salida son mandarina verde, pimienta rosa, nuez moscada y hojas de abedul; las Notas de Corazón son cedro, pachulí y vetiver; las Notas de Fondo son incienso y almizcle. Esta fragancia del año 2013 de la casa francesa Givenchy rescata la idea de un hombre elegante, bien vestido y de modales correcto ante las mujeres a modo de un caballero o galán, alejándose de las tendencias publicitarias más sensuales o agresivas de corte adolescente o deportivo, y dando por momentos la impresión de ser un homenaje o una versión moderna del perfume clásico Givenchy Gentleman de la década del setenta con quien mantiene un nombre similar. El envase se apega a un diseño de botella unificado para los perfumes masculinos de la marca, común con Givenchy Gentleman y Xeryus Rouge, diferenciándose en la zona del gollete que ahora forma parte del vidrio en lugar de ser una pieza de plástico negro, con el líquido en su interior presentando un color azul gris. Combinando las descripciones existentes en el sitio Givenchy Beauty y en los frascos de tester del perfume, las notas aromáticas de esta fragancia son: mandarina verde, pimienta rosada, nuez moscada, incienso, hojas de abedul, cedro, pachulí, vetiver y notas de piel. En partida la fragancia muestra una combinación de grupos aromáticos variados, con porciones alimonadas verdes que guardan cercanía con un acuático al enebro sobre una base polvosa que va entre maderas y un floral con rasgos de geranio e iris, con evoluciones lentas de cuero ligero e incluso de una lavanda tenue que inclinan parte de los componentes hacia un estilo clásico de los años noventa, desarrollando sobre lo 10 minutos una capa especiada ligera que se combina con la idea de lavanda y enebro dando un efecto de agua fresca atemporal. En fase media a los 30 minutos la fragancia mantiene una capa superior alimonada más cercana a vegetales y a hojas, con un desarrollo de la porción especiada con madera que se vuelve más seca y absorbe los rasgos de cuero para inclinarse hacia un ahumado todavía fresco que guarda cercanía con violetas secas, creando un efecto limpio neutro cercano a jabón que reduce la presencia de lavanda en favor de efectos de amplificación tipo hedione como en Chrome de Azzaro, llegando a 1 hora con un desarrollo más notorio de la veta seca que se abre a pimienta rosada con vetiver alimonado. Hacia las 2 horas la fragancia enfoca la mayoría de las notas en un centro de especiado seco que gira en torno a pimienta no negra y vetiver, sin presentar líneas verdes notorias y con un complemento de bayas de enebro con geranios que va entre frutal y acuático, aumentando el tono ahumado de maderas que se inclina a plástico y palosanto suave hacia las 3 horas, con el enebro siendo reemplazado por una cáscara de nuez moscada con impresiones vagas de confitado de pachulí. A las 4 horas la fragancia muestra un balance diferente de notas, con un aroma que se acerca más al aromático y se aleja del alimonado especiado, con una idea de madera ambarada levemente inciensada con puntos de anís que siguen recordando a palosanto y que se amplían a un benjuí con aires a abedul y pachulí por una idea de cuero húmedo sin llegar al musgo de bosque, dando un nuevo giro a las 6 horas con la unión de las líneas alimonadas del inicio con una parte ambarada del ahumado y que junto con el anís y el residuo de lavanda acuática se aproxima a un estilo masculino clásico más maduro cercano a Azzaro pour Homme pero con más vetiver y con tintes leves de fruta madura. Al llegar a 9 horas se sostiene una línea de madera ahumada con retornos ligeros de especiados poco profundos moviéndose en paralelo con un ámbar alimonado que amplía el tono de fruta madura hacia un coco o higo cremoso, con la línea de pachulí mostrando más presencia de verdes que a las 12 horas muestran características de pino con un picor ligero de anís y pimienta, proyectando a nivel ambiental un frío de enebro mezclado con lavanda. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene un apego a las líneas de ámbar con un aumento en la intensidad de la pimienta que ahora se siente más densa y con una proyección mayor que produce picor en nariz y garganta a corta distancia, reemplazando de paso el efecto de anís e integrándose con los secos de vetiver, mostrando en este punto una mayor proporción de verdes todavía discretos a cargo de un pachulí al fondo que se siente similar al de TL pour Lui de Ted Lapidus, balanceando tintes de confitado y de pino. La fragancia por estilo y desplante parece estar en un punto intermedio entre Givenchy pour Homme y Givenchy pour Homme Blue Label, alejándose de las líneas más verdes del clásico Givenchy Gentleman de 1974 pero guardando cierta referencia en el uso de tonos de especies y vetiver en un formato más fresco y ligero, teniendo cercanía con otros perfumes similares de aspecto limpio y correcto como L'Homme de YSL e Individuel con Starwalker de Montblanc, acercándose bastante a Bleu de Chanel en el concepto de un especiado fresco elaborado de manera correcta pero que por momentos se confunde con otras fragancias conocidas, teniendo una primera aproximación como perfume de diario atemporal con inclinaciones frescas informales en invierno y con un aspecto más serio y correcto en verano, funcionalmente pudiendo aguantar algo de actividad física pero por aspecto dando la idea de un aroma que busca ser correcto y elegante de una manera más reposada. En oficina la fragancia destaca por una veta limpia y grata a corta distancia, empática entre colegas y aportando una idea profesional fresca y no densa en reuniones simples, con un efecto memoria que se siente débil debido a la baja estela que proyecta el perfume y por la idea de vetas aromáticas conocidas y presentes en otros perfumes, a pesar de sentirse bien estructurado. En el caso nocturno el aroma tiende a preferir ambientes limpios, nuevamente mostrando un aspecto correcto y moviéndose en una gama que va del semiformal amplio y atemporal hasta un formal de primavera, requiriendo en ambos casos de aplicaciones extras y pudiendo dar una impresión rígida y poco joven en el segmento de fiestas informales. En lo romántico el perfume da un aura grato que encaja mejor en situaciones con pareja conocida, sin llegar a mostrar un desplante sensual o conquistador pero beneficiando una sensación de empatía en conversaciones desde cero. GENTLEMEN ONLY ( Givenchy ) Gentlemen Only de Givenchy es una fragancia de la familia olfativa Amaderada para Hombres. Esta fragancia es nueva. Gentlemen Only se lanzó en 2013. Las Notas de Salida son mandarina verde, pimienta rosa, nuez moscada y hojas de abedul; las Notas de Corazón son cedro, pachulí y vetiver; las Notas de Fondo son incienso y almizcle. Esta fragancia del año 2013 de la casa francesa Givenchy rescata la idea de un hombre elegante, bien vestido y de modales correcto ante las mujeres a modo de un caballero o galán, alejándose de las tendencias publicitarias más sensuales o agresivas de corte adolescente o deportivo, y dando por momentos la impresión de ser un homenaje o una versión moderna del perfume clásico Givenchy Gentleman de la década del setenta con quien mantiene un nombre similar. El envase se apega a un diseño de botella unificado para los perfumes masculinos de la marca, común con Givenchy Gentleman y Xeryus Rouge, diferenciándose en la zona del gollete que ahora forma parte del vidrio en lugar de ser una pieza de plástico negro, con el líquido en su interior presentando un color azul gris. Combinando las descripciones existentes en el sitio Givenchy Beauty y en los frascos de tester del perfume, las notas aromáticas de esta fragancia son: mandarina verde, pimienta rosada, nuez moscada, incienso, hojas de abedul, cedro, pachulí, vetiver y notas de piel. En partida la fragancia muestra una combinación de grupos aromáticos variados, con porciones alimonadas verdes que guardan cercanía con un acuático al enebro sobre una base polvosa que va entre maderas y un floral con rasgos de geranio e iris, con evoluciones lentas de cuero ligero e incluso de una lavanda tenue que inclinan parte de los componentes hacia un estilo clásico de los años noventa, desarrollando sobre lo 10 minutos una capa especiada ligera que se combina con la idea de lavanda y enebro dando un efecto de agua fresca atemporal. En fase media a los 30 minutos la fragancia mantiene una capa superior alimonada más cercana a vegetales y a hojas, con un desarrollo de la porción especiada con madera que se vuelve más seca y absorbe los rasgos de cuero para inclinarse hacia un ahumado todavía fresco que guarda cercanía con violetas secas, creando un efecto limpio neutro cercano a jabón que reduce la presencia de lavanda en favor de efectos de amplificación tipo hedione como en Chrome de Azzaro, llegando a 1 hora con un desarrollo más notorio de la veta seca que se abre a pimienta rosada con vetiver alimonado. Hacia las 2 horas la fragancia enfoca la mayoría de las notas en un centro de especiado seco que gira en torno a pimienta no negra y vetiver, sin presentar líneas verdes notorias y con un complemento de bayas de enebro con geranios que va entre frutal y acuático, aumentando el tono ahumado de maderas que se inclina a plástico y palosanto suave hacia las 3 horas, con el enebro siendo reemplazado por una cáscara de nuez moscada con impresiones vagas de confitado de pachulí. A las 4 horas la fragancia muestra un balance diferente de notas, con un aroma que se acerca más al aromático y se aleja del alimonado especiado, con una idea de madera ambarada levemente inciensada con puntos de anís que siguen recordando a palosanto y que se amplían a un benjuí con aires a abedul y pachulí por una idea de cuero húmedo sin llegar al musgo de bosque, dando un nuevo giro a las 6 horas con la unión de las líneas alimonadas del inicio con una parte ambarada del ahumado y que junto con el anís y el residuo de lavanda acuática se aproxima a un estilo masculino clásico más maduro cercano a Azzaro pour Homme pero con más vetiver y con tintes leves de fruta madura. Al llegar a 9 horas se sostiene una línea de madera ahumada con retornos ligeros de especiados poco profundos moviéndose en paralelo con un ámbar alimonado que amplía el tono de fruta madura hacia un coco o higo cremoso, con la línea de pachulí mostrando más presencia de verdes que a las 12 horas muestran características de pino con un picor ligero de anís y pimienta, proyectando a nivel ambiental un frío de enebro mezclado con lavanda. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene un apego a las líneas de ámbar con un aumento en la intensidad de la pimienta que ahora se siente más densa y con una proyección mayor que produce picor en nariz y garganta a corta distancia, reemplazando de paso el efecto de anís e integrándose con los secos de vetiver, mostrando en este punto una mayor proporción de verdes todavía discretos a cargo de un pachulí al fondo que se siente similar al de TL pour Lui de Ted Lapidus, balanceando tintes de confitado y de pino. La fragancia por estilo y desplante parece estar en un punto intermedio entre Givenchy pour Homme y Givenchy pour Homme Blue Label, alejándose de las líneas más verdes del clásico Givenchy Gentleman de 1974 pero guardando cierta referencia en el uso de tonos de especies y vetiver en un formato más fresco y ligero, teniendo cercanía con otros perfumes similares de aspecto limpio y correcto como L'Homme de YSL e Individuel con Starwalker de Montblanc, acercándose bastante a Bleu de Chanel en el concepto de un especiado fresco elaborado de manera correcta pero que por momentos se confunde con otras fragancias conocidas, teniendo una primera aproximación como perfume de diario atemporal con inclinaciones frescas informales en invierno y con un aspecto más serio y correcto en verano, funcionalmente pudiendo aguantar algo de actividad física pero por aspecto dando la idea de un aroma que busca ser correcto y elegante de una manera más reposada. En oficina la fragancia destaca por una veta limpia y grata a corta distancia, empática entre colegas y aportando una idea profesional fresca y no densa en reuniones simples, con un efecto memoria que se siente débil debido a la baja estela que proyecta el perfume y por la idea de vetas aromáticas conocidas y presentes en otros perfumes, a pesar de sentirse bien estructurado. En el caso nocturno el aroma tiende a preferir ambientes limpios, nuevamente mostrando un aspecto correcto y moviéndose en una gama que va del semiformal amplio y atemporal hasta un formal de primavera, requiriendo en ambos casos de aplicaciones extras y pudiendo dar una impresión rígida y poco joven en el segmento de fiestas informales. En lo romántico el perfume da un aura grato que encaja mejor en situaciones con pareja conocida, sin llegar a mostrar un desplante sensual o conquistador pero beneficiando una sensación de empatía en conversaciones desde cero. GENTLEMEN ONLY ( Givenchy ) Gentlemen Only de Givenchy es una fragancia de la familia olfativa Amaderada para Hombres. Esta fragancia es nueva. Gentlemen Only se lanzó en 2013. Las Notas de Salida son mandarina verde, pimienta rosa, nuez moscada y hojas de abedul; las Notas de Corazón son cedro, pachulí y vetiver; las Notas de Fondo son incienso y almizcle. Esta fragancia del año 2013 de la casa francesa Givenchy rescata la idea de un hombre elegante, bien vestido y de modales correcto ante las mujeres a modo de un caballero o galán, alejándose de las tendencias publicitarias más sensuales o agresivas de corte adolescente o deportivo, y dando por momentos la impresión de ser un homenaje o una versión moderna del perfume clásico Givenchy Gentleman de la década del setenta con quien mantiene un nombre similar. El envase se apega a un diseño de botella unificado para los perfumes masculinos de la marca, común con Givenchy Gentleman y Xeryus Rouge, diferenciándose en la zona del gollete que ahora forma parte del vidrio en lugar de ser una pieza de plástico negro, con el líquido en su interior presentando un color azul gris. Combinando las descripciones existentes en el sitio Givenchy Beauty y en los frascos de tester del perfume, las notas aromáticas de esta fragancia son: mandarina verde, pimienta rosada, nuez moscada, incienso, hojas de abedul, cedro, pachulí, vetiver y notas de piel. En partida la fragancia muestra una combinación de grupos aromáticos variados, con porciones alimonadas verdes que guardan cercanía con un acuático al enebro sobre una base polvosa que va entre maderas y un floral con rasgos de geranio e iris, con evoluciones lentas de cuero ligero e incluso de una lavanda tenue que inclinan parte de los componentes hacia un estilo clásico de los años noventa, desarrollando sobre lo 10 minutos una capa especiada ligera que se combina con la idea de lavanda y enebro dando un efecto de agua fresca atemporal. En fase media a los 30 minutos la fragancia mantiene una capa superior alimonada más cercana a vegetales y a hojas, con un desarrollo de la porción especiada con madera que se vuelve más seca y absorbe los rasgos de cuero para inclinarse hacia un ahumado todavía fresco que guarda cercanía con violetas secas, creando un efecto limpio neutro cercano a jabón que reduce la presencia de lavanda en favor de efectos de amplificación tipo hedione como en Chrome de Azzaro, llegando a 1 hora con un desarrollo más notorio de la veta seca que se abre a pimienta rosada con vetiver alimonado. Hacia las 2 horas la fragancia enfoca la mayoría de las notas en un centro de especiado seco que gira en torno a pimienta no negra y vetiver, sin presentar líneas verdes notorias y con un complemento de bayas de enebro con geranios que va entre frutal y acuático, aumentando el tono ahumado de maderas que se inclina a plástico y palosanto suave hacia las 3 horas, con el enebro siendo reemplazado por una cáscara de nuez moscada con impresiones vagas de confitado de pachulí. A las 4 horas la fragancia muestra un balance diferente de notas, con un aroma que se acerca más al aromático y se aleja del alimonado especiado, con una idea de madera ambarada levemente inciensada con puntos de anís que siguen recordando a palosanto y que se amplían a un benjuí con aires a abedul y pachulí por una idea de cuero húmedo sin llegar al musgo de bosque, dando un nuevo giro a las 6 horas con la unión de las líneas alimonadas del inicio con una parte ambarada del ahumado y que junto con el anís y el residuo de lavanda acuática se aproxima a un estilo masculino clásico más maduro cercano a Azzaro pour Homme pero con más vetiver y con tintes leves de fruta madura. Al llegar a 9 horas se sostiene una línea de madera ahumada con retornos ligeros de especiados poco profundos moviéndose en paralelo con un ámbar alimonado que amplía el tono de fruta madura hacia un coco o higo cremoso, con la línea de pachulí mostrando más presencia de verdes que a las 12 horas muestran características de pino con un picor ligero de anís y pimienta, proyectando a nivel ambiental un frío de enebro mezclado con lavanda. En fase final a las 24 horas la fragancia mantiene un apego a las líneas de ámbar con un aumento en la intensidad de la pimienta que ahora se siente más densa y con una proyección mayor que produce picor en nariz y garganta a corta distancia, reemplazando de paso el efecto de anís e integrándose con los secos de vetiver, mostrando en este punto una mayor proporción de verdes todavía discretos a cargo de un pachulí al fondo que se siente similar al de TL pour Lui de Ted Lapidus, balanceando tintes de confitado y de pino. La fragancia por estilo y desplante parece estar en un punto intermedio entre Givenchy pour Homme y Givenchy pour Homme Blue Label, alejándose de las líneas más verdes del clásico Givenchy Gentleman de 1974 pero guardando cierta referencia en el uso de tonos de especies y vetiver en un formato más fresco y ligero, teniendo cercanía con otros perfumes similares de aspecto limpio y correcto como L'Homme de YSL e Individuel con Starwalker de Montblanc, acercándose bastante a Bleu de Chanel en el concepto de un especiado fresco elaborado de manera correcta pero que por momentos se confunde con otras fragancias conocidas, teniendo una primera aproximación como perfume de diario atemporal con inclinaciones frescas informales en invierno y con un aspecto más serio y correcto en verano, funcionalmente pudiendo aguantar algo de actividad física pero por aspecto dando la idea de un aroma que busca ser correcto y elegante de una manera más reposada. En oficina la fragancia destaca por una veta limpia y grata a corta distancia, empática entre colegas y aportando una idea profesional fresca y no densa en reuniones simples, con un efecto memoria que se siente débil debido a la baja estela que proyecta el perfume y por la idea de vetas aromáticas conocidas y presentes en otros perfumes, a pesar de sentirse bien estructurado. En el caso nocturno el aroma tiende a preferir ambientes limpios, nuevamente mostrando un aspecto correcto y moviéndose en una gama que va del semiformal amplio y atemporal hasta un formal de primavera, requiriendo en ambos casos de aplicaciones extras y pudiendo dar una impresión rígida y poco joven en el segmento de fiestas informales. En lo romántico el perfume da un aura grato que encaja mejor en situaciones con pareja conocida, sin llegar a mostrar un desplante sensual o conquistador pero beneficiando una sensación de empatía en conversaciones desde cero.

Carro  

No hay productos

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carro Pago

Suscríbete