EAU DE LACOSTE L.12.12 NOIR EDT.100ML VAPO

EAU DE LACOSTE L.12.12 NOIR EDT.100ML VAPO

42,79 € IVA incluído

737052662664

Disponibilidad: Este producto ya no está en stock

LACOSTE L.12.12 NOIR

Más detalles


Indicarme cuando esté disponible

LACOSTE L.12.12 NOIR Esta fragancia se agrega a la colección Eau de Lacoste L.12.12, inspirada en el nombre del modelo de la primera camiseta de tenis creada por René Lacoste aprovechando un tejido en piqué innovador para la época, con cada perfume identificándose por un color en francés comenzando con Bleu, Blanc y Vert en el 2011 y siguiendo con Rouge en el 2012, con el último caso pudiendo ser un indicio de una periodicidad anual en el lanzamiento de nuevas fragancias de esta serie, en particular con Noir apuntando hacia un estilo intenso y refrescante a la vez inspirado en una noche tibia de verano. El envase usa el mismo diseño de frasco establecido para la colección Eau de Lacoste L.12.12, consistente en una botella cuadrada de bordes redondeados con una textura antideslizante en los costados y el logo de Lacoste en tela adherido en una esquina, diferenciándose Noir de sus pares sólo en el color negro del vidrio. En el sitio de Fragrances Lacoste destacan las siguientes notas aromáticas: sandía, piña, grosellas rojas, lavanda, albahaca, verbena, chocolate, pachulí, moléculas de Cashmeran o madera de cachemira y cumarina. En partida la fragancia muestra dos vetas extremas que se mueven en paralelo y que se caracterizan por un efecto frutal al limón con dulzores similares al cuerpo de agua al melón y pepino de Polo Blue de Ralph Lauren, seguido de un amaderado más áspero y oscuro que se acerca a sándalo con puntos de pachulí y que producen a los 5 minutos efectos de cuero y chocolate, tendiendo ambas líneas hacia un centro común más verde que se afina a los 10 minutos y que apunta hacia una albahaca, continuando la evolución de esta nota hacia orégano a los 20 minutos y conservando un fondo tibio y dulce ahora más inclinado a ámbar que a pachulí confitado. En fase media a los 30 minutos el aroma reduce a un nivel complementario el grupo frutal de melón y pepino, con poca presencia verde y aumentando la tibieza de las notas de fondo que ahora van de ámbar a tonka con una carga licorosa baja, dando un paso breve por salvia y estabilizándose en sándalo con una vuelta a ámbar, con el punto de chocolate también teniendo un retorno pero de manera compuesta dentro de una base de nuez moscada, madera y pachulí al llegar a 1 hora. Al alcanzar las 2 horas la fragancia tiende hacia un centro de pachulí más marcado que se confunde con porciones de salvia y por este lado pudiendo incluir a trazas de pomelo amargo, con un tono de fruta madura tibia que se acerca a tonka y que produce interferencias de chocolate graso que van en descenso, llegando a las 3 horas a un aroma de agua especiada que incluye tibios de madera que se confunden con cáscara de nuez moscada y pimienta al sándalo mezclada con pachulí ligeramente mentolado y un aura licoroso donde se perciben vetas limpias de lavanda con menta, con muy poca fruta y con la sensación de aroma de base de fragancia masculina con referencias simplificadas a L'Instant de Guerlain pour Homme, sumando puntos de pimienta y vetiver a las 4 horas que aportan una seriedad más clásica. A partir de las 6 horas la fragancia rebaja la presencia de pachulí potenciando grupos ambarados con tonka, desarrollando una linea limpia de lavanda que se cruza con enebro, recuperando parte del efecto de chocolate combinado con madera de manera tenue a las 9 horas y cambiando el enebro por retornos de melón y pepino, llegando a las 12 horas con un aroma un poco más dulce que sigue basado en madera especiada pero con aportes de un ámbar que incluye menta y pepino, con residuos de tonka y pachulí al fondo que hacen desaparecer las presencias de chocolate. En fase final al llegar a 24 horas después de aplicado la fragancia muestra una caída notable de intensidad que lo mantiene apegado a ras de papel y con poca proyección, destacando un centro de pachulí con aportes de la familia del vetiver por el lado seco, incluyendo aproximaciones breves hacia cuero y conservando una veta ligera de bergamota que aporta un frescor al grupo más oscuro, con puntos esporádicos de enebro como derivado de la lavanda de la fase anterior. La fragancia en parte conserva el enfoque de agua que propone el nombre del producto, aportando líneas más oscuras pero sin llegar a niveles densos o complejos, funcionando a nivel de diario tanto en verano como invierno y manejando suficiente soltura como para un uso discreto a nivel deportivo o cotidiano. En oficina la fragancia aporta un pequeño grado de complejidad con la mezcla de madera y chocolate pero sin caer en el segmento de los perfumes autoritarios o de corte laboral estricto, teniendo un mejor desplante en invierno o en espacios frescos aunque pudiendo dar una impresión fría o distante con colegas a medida que comienza a desarrollar las vetas de lavanda con verdes especiados, con un efecto memoria mediano al quedar solapada la nota diferente de chocolate por las componentes verdes de pachulí y vetiver. En el caso nocturno el aroma pierde algo de potencia sintiéndose seco y por momentos lineal si se compara con la competencia cercana, consiguiendo establecerse en situaciones informales de ambiente limpio en otoño y primavera o de estilo semiformal serio en verano y en espacios abiertos, dando una imagen rígida en fiestas adolescentes y perdiéndose en eventos formales. En lo romántico varias de las capas verdes y amaderadas pueden malinterpretarse con un aroma de aspecto paternal, con el chocolate sin tener suficiente fuerza para generar una impresión sensual o conquistadora que salga del promedio. LACOSTE L.12.12 NOIR Esta fragancia se agrega a la colección Eau de Lacoste L.12.12, inspirada en el nombre del modelo de la primera camiseta de tenis creada por René Lacoste aprovechando un tejido en piqué innovador para la época, con cada perfume identificándose por un color en francés comenzando con Bleu, Blanc y Vert en el 2011 y siguiendo con Rouge en el 2012, con el último caso pudiendo ser un indicio de una periodicidad anual en el lanzamiento de nuevas fragancias de esta serie, en particular con Noir apuntando hacia un estilo intenso y refrescante a la vez inspirado en una noche tibia de verano. El envase usa el mismo diseño de frasco establecido para la colección Eau de Lacoste L.12.12, consistente en una botella cuadrada de bordes redondeados con una textura antideslizante en los costados y el logo de Lacoste en tela adherido en una esquina, diferenciándose Noir de sus pares sólo en el color negro del vidrio. En el sitio de Fragrances Lacoste destacan las siguientes notas aromáticas: sandía, piña, grosellas rojas, lavanda, albahaca, verbena, chocolate, pachulí, moléculas de Cashmeran o madera de cachemira y cumarina. En partida la fragancia muestra dos vetas extremas que se mueven en paralelo y que se caracterizan por un efecto frutal al limón con dulzores similares al cuerpo de agua al melón y pepino de Polo Blue de Ralph Lauren, seguido de un amaderado más áspero y oscuro que se acerca a sándalo con puntos de pachulí y que producen a los 5 minutos efectos de cuero y chocolate, tendiendo ambas líneas hacia un centro común más verde que se afina a los 10 minutos y que apunta hacia una albahaca, continuando la evolución de esta nota hacia orégano a los 20 minutos y conservando un fondo tibio y dulce ahora más inclinado a ámbar que a pachulí confitado. En fase media a los 30 minutos el aroma reduce a un nivel complementario el grupo frutal de melón y pepino, con poca presencia verde y aumentando la tibieza de las notas de fondo que ahora van de ámbar a tonka con una carga licorosa baja, dando un paso breve por salvia y estabilizándose en sándalo con una vuelta a ámbar, con el punto de chocolate también teniendo un retorno pero de manera compuesta dentro de una base de nuez moscada, madera y pachulí al llegar a 1 hora. Al alcanzar las 2 horas la fragancia tiende hacia un centro de pachulí más marcado que se confunde con porciones de salvia y por este lado pudiendo incluir a trazas de pomelo amargo, con un tono de fruta madura tibia que se acerca a tonka y que produce interferencias de chocolate graso que van en descenso, llegando a las 3 horas a un aroma de agua especiada que incluye tibios de madera que se confunden con cáscara de nuez moscada y pimienta al sándalo mezclada con pachulí ligeramente mentolado y un aura licoroso donde se perciben vetas limpias de lavanda con menta, con muy poca fruta y con la sensación de aroma de base de fragancia masculina con referencias simplificadas a L'Instant de Guerlain pour Homme, sumando puntos de pimienta y vetiver a las 4 horas que aportan una seriedad más clásica. A partir de las 6 horas la fragancia rebaja la presencia de pachulí potenciando grupos ambarados con tonka, desarrollando una linea limpia de lavanda que se cruza con enebro, recuperando parte del efecto de chocolate combinado con madera de manera tenue a las 9 horas y cambiando el enebro por retornos de melón y pepino, llegando a las 12 horas con un aroma un poco más dulce que sigue basado en madera especiada pero con aportes de un ámbar que incluye menta y pepino, con residuos de tonka y pachulí al fondo que hacen desaparecer las presencias de chocolate. En fase final al llegar a 24 horas después de aplicado la fragancia muestra una caída notable de intensidad que lo mantiene apegado a ras de papel y con poca proyección, destacando un centro de pachulí con aportes de la familia del vetiver por el lado seco, incluyendo aproximaciones breves hacia cuero y conservando una veta ligera de bergamota que aporta un frescor al grupo más oscuro, con puntos esporádicos de enebro como derivado de la lavanda de la fase anterior. La fragancia en parte conserva el enfoque de agua que propone el nombre del producto, aportando líneas más oscuras pero sin llegar a niveles densos o complejos, funcionando a nivel de diario tanto en verano como invierno y manejando suficiente soltura como para un uso discreto a nivel deportivo o cotidiano. En oficina la fragancia aporta un pequeño grado de complejidad con la mezcla de madera y chocolate pero sin caer en el segmento de los perfumes autoritarios o de corte laboral estricto, teniendo un mejor desplante en invierno o en espacios frescos aunque pudiendo dar una impresión fría o distante con colegas a medida que comienza a desarrollar las vetas de lavanda con verdes especiados, con un efecto memoria mediano al quedar solapada la nota diferente de chocolate por las componentes verdes de pachulí y vetiver. En el caso nocturno el aroma pierde algo de potencia sintiéndose seco y por momentos lineal si se compara con la competencia cercana, consiguiendo establecerse en situaciones informales de ambiente limpio en otoño y primavera o de estilo semiformal serio en verano y en espacios abiertos, dando una imagen rígida en fiestas adolescentes y perdiéndose en eventos formales. En lo romántico varias de las capas verdes y amaderadas pueden malinterpretarse con un aroma de aspecto paternal, con el chocolate sin tener suficiente fuerza para generar una impresión sensual o conquistadora que salga del promedio. LACOSTE L.12.12 NOIR Esta fragancia se agrega a la colección Eau de Lacoste L.12.12, inspirada en el nombre del modelo de la primera camiseta de tenis creada por René Lacoste aprovechando un tejido en piqué innovador para la época, con cada perfume identificándose por un color en francés comenzando con Bleu, Blanc y Vert en el 2011 y siguiendo con Rouge en el 2012, con el último caso pudiendo ser un indicio de una periodicidad anual en el lanzamiento de nuevas fragancias de esta serie, en particular con Noir apuntando hacia un estilo intenso y refrescante a la vez inspirado en una noche tibia de verano. El envase usa el mismo diseño de frasco establecido para la colección Eau de Lacoste L.12.12, consistente en una botella cuadrada de bordes redondeados con una textura antideslizante en los costados y el logo de Lacoste en tela adherido en una esquina, diferenciándose Noir de sus pares sólo en el color negro del vidrio. En el sitio de Fragrances Lacoste destacan las siguientes notas aromáticas: sandía, piña, grosellas rojas, lavanda, albahaca, verbena, chocolate, pachulí, moléculas de Cashmeran o madera de cachemira y cumarina. En partida la fragancia muestra dos vetas extremas que se mueven en paralelo y que se caracterizan por un efecto frutal al limón con dulzores similares al cuerpo de agua al melón y pepino de Polo Blue de Ralph Lauren, seguido de un amaderado más áspero y oscuro que se acerca a sándalo con puntos de pachulí y que producen a los 5 minutos efectos de cuero y chocolate, tendiendo ambas líneas hacia un centro común más verde que se afina a los 10 minutos y que apunta hacia una albahaca, continuando la evolución de esta nota hacia orégano a los 20 minutos y conservando un fondo tibio y dulce ahora más inclinado a ámbar que a pachulí confitado. En fase media a los 30 minutos el aroma reduce a un nivel complementario el grupo frutal de melón y pepino, con poca presencia verde y aumentando la tibieza de las notas de fondo que ahora van de ámbar a tonka con una carga licorosa baja, dando un paso breve por salvia y estabilizándose en sándalo con una vuelta a ámbar, con el punto de chocolate también teniendo un retorno pero de manera compuesta dentro de una base de nuez moscada, madera y pachulí al llegar a 1 hora. Al alcanzar las 2 horas la fragancia tiende hacia un centro de pachulí más marcado que se confunde con porciones de salvia y por este lado pudiendo incluir a trazas de pomelo amargo, con un tono de fruta madura tibia que se acerca a tonka y que produce interferencias de chocolate graso que van en descenso, llegando a las 3 horas a un aroma de agua especiada que incluye tibios de madera que se confunden con cáscara de nuez moscada y pimienta al sándalo mezclada con pachulí ligeramente mentolado y un aura licoroso donde se perciben vetas limpias de lavanda con menta, con muy poca fruta y con la sensación de aroma de base de fragancia masculina con referencias simplificadas a L'Instant de Guerlain pour Homme, sumando puntos de pimienta y vetiver a las 4 horas que aportan una seriedad más clásica. A partir de las 6 horas la fragancia rebaja la presencia de pachulí potenciando grupos ambarados con tonka, desarrollando una linea limpia de lavanda que se cruza con enebro, recuperando parte del efecto de chocolate combinado con madera de manera tenue a las 9 horas y cambiando el enebro por retornos de melón y pepino, llegando a las 12 horas con un aroma un poco más dulce que sigue basado en madera especiada pero con aportes de un ámbar que incluye menta y pepino, con residuos de tonka y pachulí al fondo que hacen desaparecer las presencias de chocolate. En fase final al llegar a 24 horas después de aplicado la fragancia muestra una caída notable de intensidad que lo mantiene apegado a ras de papel y con poca proyección, destacando un centro de pachulí con aportes de la familia del vetiver por el lado seco, incluyendo aproximaciones breves hacia cuero y conservando una veta ligera de bergamota que aporta un frescor al grupo más oscuro, con puntos esporádicos de enebro como derivado de la lavanda de la fase anterior. La fragancia en parte conserva el enfoque de agua que propone el nombre del producto, aportando líneas más oscuras pero sin llegar a niveles densos o complejos, funcionando a nivel de diario tanto en verano como invierno y manejando suficiente soltura como para un uso discreto a nivel deportivo o cotidiano. En oficina la fragancia aporta un pequeño grado de complejidad con la mezcla de madera y chocolate pero sin caer en el segmento de los perfumes autoritarios o de corte laboral estricto, teniendo un mejor desplante en invierno o en espacios frescos aunque pudiendo dar una impresión fría o distante con colegas a medida que comienza a desarrollar las vetas de lavanda con verdes especiados, con un efecto memoria mediano al quedar solapada la nota diferente de chocolate por las componentes verdes de pachulí y vetiver. En el caso nocturno el aroma pierde algo de potencia sintiéndose seco y por momentos lineal si se compara con la competencia cercana, consiguiendo establecerse en situaciones informales de ambiente limpio en otoño y primavera o de estilo semiformal serio en verano y en espacios abiertos, dando una imagen rígida en fiestas adolescentes y perdiéndose en eventos formales. En lo romántico varias de las capas verdes y amaderadas pueden malinterpretarse con un aroma de aspecto paternal, con el chocolate sin tener suficiente fuerza para generar una impresión sensual o conquistadora que salga del promedio. LACOSTE L.12.12 NOIR Esta fragancia se agrega a la colección Eau de Lacoste L.12.12, inspirada en el nombre del modelo de la primera camiseta de tenis creada por René Lacoste aprovechando un tejido en piqué innovador para la época, con cada perfume identificándose por un color en francés comenzando con Bleu, Blanc y Vert en el 2011 y siguiendo con Rouge en el 2012, con el último caso pudiendo ser un indicio de una periodicidad anual en el lanzamiento de nuevas fragancias de esta serie, en particular con Noir apuntando hacia un estilo intenso y refrescante a la vez inspirado en una noche tibia de verano. El envase usa el mismo diseño de frasco establecido para la colección Eau de Lacoste L.12.12, consistente en una botella cuadrada de bordes redondeados con una textura antideslizante en los costados y el logo de Lacoste en tela adherido en una esquina, diferenciándose Noir de sus pares sólo en el color negro del vidrio. En el sitio de Fragrances Lacoste destacan las siguientes notas aromáticas: sandía, piña, grosellas rojas, lavanda, albahaca, verbena, chocolate, pachulí, moléculas de Cashmeran o madera de cachemira y cumarina. En partida la fragancia muestra dos vetas extremas que se mueven en paralelo y que se caracterizan por un efecto frutal al limón con dulzores similares al cuerpo de agua al melón y pepino de Polo Blue de Ralph Lauren, seguido de un amaderado más áspero y oscuro que se acerca a sándalo con puntos de pachulí y que producen a los 5 minutos efectos de cuero y chocolate, tendiendo ambas líneas hacia un centro común más verde que se afina a los 10 minutos y que apunta hacia una albahaca, continuando la evolución de esta nota hacia orégano a los 20 minutos y conservando un fondo tibio y dulce ahora más inclinado a ámbar que a pachulí confitado. En fase media a los 30 minutos el aroma reduce a un nivel complementario el grupo frutal de melón y pepino, con poca presencia verde y aumentando la tibieza de las notas de fondo que ahora van de ámbar a tonka con una carga licorosa baja, dando un paso breve por salvia y estabilizándose en sándalo con una vuelta a ámbar, con el punto de chocolate también teniendo un retorno pero de manera compuesta dentro de una base de nuez moscada, madera y pachulí al llegar a 1 hora. Al alcanzar las 2 horas la fragancia tiende hacia un centro de pachulí más marcado que se confunde con porciones de salvia y por este lado pudiendo incluir a trazas de pomelo amargo, con un tono de fruta madura tibia que se acerca a tonka y que produce interferencias de chocolate graso que van en descenso, llegando a las 3 horas a un aroma de agua especiada que incluye tibios de madera que se confunden con cáscara de nuez moscada y pimienta al sándalo mezclada con pachulí ligeramente mentolado y un aura licoroso donde se perciben vetas limpias de lavanda con menta, con muy poca fruta y con la sensación de aroma de base de fragancia masculina con referencias simplificadas a L'Instant de Guerlain pour Homme, sumando puntos de pimienta y vetiver a las 4 horas que aportan una seriedad más clásica. A partir de las 6 horas la fragancia rebaja la presencia de pachulí potenciando grupos ambarados con tonka, desarrollando una linea limpia de lavanda que se cruza con enebro, recuperando parte del efecto de chocolate combinado con madera de manera tenue a las 9 horas y cambiando el enebro por retornos de melón y pepino, llegando a las 12 horas con un aroma un poco más dulce que sigue basado en madera especiada pero con aportes de un ámbar que incluye menta y pepino, con residuos de tonka y pachulí al fondo que hacen desaparecer las presencias de chocolate. En fase final al llegar a 24 horas después de aplicado la fragancia muestra una caída notable de intensidad que lo mantiene apegado a ras de papel y con poca proyección, destacando un centro de pachulí con aportes de la familia del vetiver por el lado seco, incluyendo aproximaciones breves hacia cuero y conservando una veta ligera de bergamota que aporta un frescor al grupo más oscuro, con puntos esporádicos de enebro como derivado de la lavanda de la fase anterior. La fragancia en parte conserva el enfoque de agua que propone el nombre del producto, aportando líneas más oscuras pero sin llegar a niveles densos o complejos, funcionando a nivel de diario tanto en verano como invierno y manejando suficiente soltura como para un uso discreto a nivel deportivo o cotidiano. En oficina la fragancia aporta un pequeño grado de complejidad con la mezcla de madera y chocolate pero sin caer en el segmento de los perfumes autoritarios o de corte laboral estricto, teniendo un mejor desplante en invierno o en espacios frescos aunque pudiendo dar una impresión fría o distante con colegas a medida que comienza a desarrollar las vetas de lavanda con verdes especiados, con un efecto memoria mediano al quedar solapada la nota diferente de chocolate por las componentes verdes de pachulí y vetiver. En el caso nocturno el aroma pierde algo de potencia sintiéndose seco y por momentos lineal si se compara con la competencia cercana, consiguiendo establecerse en situaciones informales de ambiente limpio en otoño y primavera o de estilo semiformal serio en verano y en espacios abiertos, dando una imagen rígida en fiestas adolescentes y perdiéndose en eventos formales. En lo romántico varias de las capas verdes y amaderadas pueden malinterpretarse con un aroma de aspecto paternal, con el chocolate sin tener suficiente fuerza para generar una impresión sensual o conquistadora que salga del promedio. LACOSTE L.12.12 NOIR Esta fragancia se agrega a la colección Eau de Lacoste L.12.12, inspirada en el nombre del modelo de la primera camiseta de tenis creada por René Lacoste aprovechando un tejido en piqué innovador para la época, con cada perfume identificándose por un color en francés comenzando con Bleu, Blanc y Vert en el 2011 y siguiendo con Rouge en el 2012, con el último caso pudiendo ser un indicio de una periodicidad anual en el lanzamiento de nuevas fragancias de esta serie, en particular con Noir apuntando hacia un estilo intenso y refrescante a la vez inspirado en una noche tibia de verano. El envase usa el mismo diseño de frasco establecido para la colección Eau de Lacoste L.12.12, consistente en una botella cuadrada de bordes redondeados con una textura antideslizante en los costados y el logo de Lacoste en tela adherido en una esquina, diferenciándose Noir de sus pares sólo en el color negro del vidrio. En el sitio de Fragrances Lacoste destacan las siguientes notas aromáticas: sandía, piña, grosellas rojas, lavanda, albahaca, verbena, chocolate, pachulí, moléculas de Cashmeran o madera de cachemira y cumarina. En partida la fragancia muestra dos vetas extremas que se mueven en paralelo y que se caracterizan por un efecto frutal al limón con dulzores similares al cuerpo de agua al melón y pepino de Polo Blue de Ralph Lauren, seguido de un amaderado más áspero y oscuro que se acerca a sándalo con puntos de pachulí y que producen a los 5 minutos efectos de cuero y chocolate, tendiendo ambas líneas hacia un centro común más verde que se afina a los 10 minutos y que apunta hacia una albahaca, continuando la evolución de esta nota hacia orégano a los 20 minutos y conservando un fondo tibio y dulce ahora más inclinado a ámbar que a pachulí confitado. En fase media a los 30 minutos el aroma reduce a un nivel complementario el grupo frutal de melón y pepino, con poca presencia verde y aumentando la tibieza de las notas de fondo que ahora van de ámbar a tonka con una carga licorosa baja, dando un paso breve por salvia y estabilizándose en sándalo con una vuelta a ámbar, con el punto de chocolate también teniendo un retorno pero de manera compuesta dentro de una base de nuez moscada, madera y pachulí al llegar a 1 hora. Al alcanzar las 2 horas la fragancia tiende hacia un centro de pachulí más marcado que se confunde con porciones de salvia y por este lado pudiendo incluir a trazas de pomelo amargo, con un tono de fruta madura tibia que se acerca a tonka y que produce interferencias de chocolate graso que van en descenso, llegando a las 3 horas a un aroma de agua especiada que incluye tibios de madera que se confunden con cáscara de nuez moscada y pimienta al sándalo mezclada con pachulí ligeramente mentolado y un aura licoroso donde se perciben vetas limpias de lavanda con menta, con muy poca fruta y con la sensación de aroma de base de fragancia masculina con referencias simplificadas a L'Instant de Guerlain pour Homme, sumando puntos de pimienta y vetiver a las 4 horas que aportan una seriedad más clásica. A partir de las 6 horas la fragancia rebaja la presencia de pachulí potenciando grupos ambarados con tonka, desarrollando una linea limpia de lavanda que se cruza con enebro, recuperando parte del efecto de chocolate combinado con madera de manera tenue a las 9 horas y cambiando el enebro por retornos de melón y pepino, llegando a las 12 horas con un aroma un poco más dulce que sigue basado en madera especiada pero con aportes de un ámbar que incluye menta y pepino, con residuos de tonka y pachulí al fondo que hacen desaparecer las presencias de chocolate. En fase final al llegar a 24 horas después de aplicado la fragancia muestra una caída notable de intensidad que lo mantiene apegado a ras de papel y con poca proyección, destacando un centro de pachulí con aportes de la familia del vetiver por el lado seco, incluyendo aproximaciones breves hacia cuero y conservando una veta ligera de bergamota que aporta un frescor al grupo más oscuro, con puntos esporádicos de enebro como derivado de la lavanda de la fase anterior. La fragancia en parte conserva el enfoque de agua que propone el nombre del producto, aportando líneas más oscuras pero sin llegar a niveles densos o complejos, funcionando a nivel de diario tanto en verano como invierno y manejando suficiente soltura como para un uso discreto a nivel deportivo o cotidiano. En oficina la fragancia aporta un pequeño grado de complejidad con la mezcla de madera y chocolate pero sin caer en el segmento de los perfumes autoritarios o de corte laboral estricto, teniendo un mejor desplante en invierno o en espacios frescos aunque pudiendo dar una impresión fría o distante con colegas a medida que comienza a desarrollar las vetas de lavanda con verdes especiados, con un efecto memoria mediano al quedar solapada la nota diferente de chocolate por las componentes verdes de pachulí y vetiver. En el caso nocturno el aroma pierde algo de potencia sintiéndose seco y por momentos lineal si se compara con la competencia cercana, consiguiendo establecerse en situaciones informales de ambiente limpio en otoño y primavera o de estilo semiformal serio en verano y en espacios abiertos, dando una imagen rígida en fiestas adolescentes y perdiéndose en eventos formales. En lo romántico varias de las capas verdes y amaderadas pueden malinterpretarse con un aroma de aspecto paternal, con el chocolate sin tener suficiente fuerza para generar una impresión sensual o conquistadora que salga del promedio.

Carro  

No hay productos

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carro Pago

Suscríbete